Un día con la prensa rosa

princepCon el tiempo he aprendido que mi trabajo no sólo consiste en intentar cazar coches que circulan a toda velocidad, sino que también hay que satisfacer las necesidades (a veces exigencias) fotográficas de nuestros clientes más allá de las fotos de acción.

Os cuento esto, porque en la ceremonia de entrega de trofeos del rallye Montecarlo, al ver cómo los pilotos de Volkswagen le entregaban al Príncipe Alberto II uno regalos muy simpáticos, me acordé del día que me tocó fotografiarle. Fue en 2011, cuando la prueba no puntuaba para el WRC pero si era la cita inaugural del IRC y yo uno de los fotógrafos que trabajaban para Eurosport, la empresa promotora del certamen. La cuestión es que ese año se cumplían 100 ediciones del rallye y la organización preparó algunos actos conmemorativos, los más importantes con la presencia del Príncipe. El caso es que yo fui el elegido, el fotógrafo que tenía que sacrificarse y olvidarse por un día de la competición para cubrir todos estos eventos.  Gajes del oficio, en fin….

IMG_9232La mañana empezó temprano con la inauguración de un monolito en Vals les Bains, una de las localidades de la región de Ardèche por dónde pasaba la prueba.  Como de costumbre intenté llegar con antelación aunque sé por experiencia que estos actos oficiales siempre se retrasan… y así fue. Allí estaba yo, esperando al sequito con las autoridades, acompañado de los fotógrafos y de la prensa que habitualmente sigue a la monarquía principesca y a su familia. Terminado el acto, después de un par o tres de discursos breves y de la típica foto descubriendo la placa, tenía la autorización para acoplarme a la comitiva oficial que se desplazaría a Antraigues, una de esos pequeños pueblecitos que casi siempre forman parte del itinerario del rallye y en dónde enfrente del restaurante “La Remise”, es tradición ofrecer un trozo de tarta a cada uno de los equipos de la prueba. El programa de protocolo decía que una vez allí el Príncipe primero comería con un reducido grupo de amigos entre los que también se encontraba el presidente del Automobile club de Mónaco y después entregaría ese riquísimo pastel de manzana al participante con el dorsal número 100… ¿y saben quién era? pues el monegasco Daniel Elena, copiloto de Sébastien Loeb que disputaba el rallye pilotando un Citroen DS3 R3.

PRINCE-ALBERT_17Pero la presentadora de Eurosport y el cámara que me acompañaban no estaban allí sólo por esa foto sino porque el último acto oficial del día era una entrevista en exclusiva para la cadena francesa, lógicamente el más importante para nosotros. Tan importante que Louise Beckett, la entrevistadora, estaba muy angustiada porque la asistenta de prensa le dijo que únicamente podía formular las preguntas en francés, idioma que casi no hablaba. Solución, memorizarlas y repetirlas en voz alta una y otra vez mientras que con un café o una tila en la mano nosotros intentábamos mejorar su pronunciación. Así estuvimos un buen rato hasta que nos avisaron que debíamos prepararnos. Raphael y yo rápidamente dejamos listas nuestras cámaras mientras Louise, muy nerviosa, intentaba repasarse el maquillaje y digo intentaba porque le temblaba la mano cuando utilizaba el rímel!

monte1En silencio y muy tensos nos dirigimos al restaurante, superamos todos los controles de seguridad mientras la prensa rosa seguía esperando en la puerta y entramos en una sala donde a los pocos minutos llegó el Príncipe. Recuerdo que nos saludó muy cordialmente, hecho que nos tranquilizó bastante, y acto seguido le hice las primeras fotos para después continuar con la entrevista. He de reconocer que yo estuve más pendiente de las preguntas que formulaba Louise que de mi trabajo, temía que los nervios le jugaran una mala pasada pero la verdad es que la guapa presentadora británica salvó la papeleta con un sobresaliente.  Al terminar tuvimos una breve conversación muy distendida con Alberto II y en seguida los tres abandonamos la sala, aliviados y mirándonos con una sonrisa de complicidad, por suerte todo había salido perfecto. Os puedo asegurar que fue uno de esos días que no se olvidan!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en motor, rallyes, wrc y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s